¿Qué es un ‘prosumer’?


prosumer

A parte de ser el concepto inspirador del título de este blog, un prosumidor o prosumer, es algo mucho más amplio, estrechamente relacionado con el mundo de la comunicación y de la información. Su nombre proviene de un acrónimo de las palabras productor (producer, en inglés) y consumidor (consumer). En el mundo de Internet, que tanto ha evolucionado y ha obligado a evolucionar en los últimos años, un prosumidor puede ser cualquiera de los miles de millones de participantes en la revolución de la Web 2.0, es decir: ésa en la que un usuario es consumidor y, a la vez, productor de contenidos.

Evidentemente, este concepto de consumir y producir información y contenidos se debe al contexto en el que actualmente nos encontramos. En esta era de las comunicaciones, en las que un usuario puede acceder a los medios digitales a través de su teléfono móvil o cualquier otro dispositivo, a cualquier hora, para consumir la información generada o producir la suya propia, el concepto de prosumer se hace fuerte, y contrasta con los tiempos en los que los consumidores y los productores estaban separados. De modo que si antes veías un programa de televisión o leías un periódico, no tenías la opción de contestar, comentar, valorar o dar tu opinión sobre los contenidos que los productores te estaban ofreciendo, sin embargo, hoy en día cualquiera que quiera puede opinar sobre contenidos ajenos y producir contenidos propios.

El modelo de comunicación también ha cambiado. Los papeles de emisor y receptor ya no están tan bien definidos y delimitados, porque ahora el receptor puede ser emisor de sus propios mensajes y llegar a nuevos receptores que a su vez se convierten en emisores e incluso los emisores originales pueden ser destinatarios de los contenidos producidos. Los usuarios de la web 2.0 podemos ser a la vez emisores y receptores. ¿Esto nos lleva a una situación de caos en el que demasiada información puede transformarse en desinformación? Posiblemente, como todos los cambios, sobre todo tecnológicos, estos avances pueden tener sus pegas. Sin embargo, conviene que nos paremos a pensar en las cosas buenas, las potenciemos y creamos en las oportunidades y en la convivencia.

Deja un comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s