Clubes de lectura en tiempos de Twitter


tumblr_m5hzuswTl91r5tmtto1_1280_large

Si bien antes podías comentar las lecturas con tu entorno más cercano y las críticas que leías eran del todo unilaterales y publicadas en revistas especializadas o suplementos culturales, Internet, los blogs y las redes sociales han acabado con esta brecha para contribuir a crear verdaderos clubes de lectura que se entrelazan, se extienden, alaban o dilapidan libros, organizan concursos y forman parte de una generación de blogs literarios que han tenido casi tanto éxito en el sector de la cultura como los blogs de moda y las egobloggers en su propia materia. Así, se han creado verdaderos referentes que impulsan la literatura. Ya sean blogs especializados en géneros específicos o redes sociales y portales del tipo Quelibroleo.com, Lecturalia.com o Sigueleyendo.com.

Estos portales y blogs han conseguido fomentar la lectura y, como muchos de ellos están administrados por jóvenes, poco a poco se están quitando la etiqueta de que “los jóvenes no leen y pasan de los libros”. A través de sus portales podemos acceder a campañas de fomento de la lectura, retos que consisten en leerse un número determinado  de libros al año y campañas de apoyo a los nuevos autores que, aprovechando el tirón, se están dejando ver por la blogosfera literaria. Y éstos últimos son tanto los noveles como los consagrados, que aportan contenido de más calidad si cabe al participar en debates y chats, dejarse entrevistar por los administradores de las páginas o dar consejos a escritores menos expertos.

Antes los clubes de lectura estaban en el edificio polivalente de tu ciudad, en el colegio, o en una clase más o menos amena de Lengua Castellana y Literatura. Ahora basta con acceder a Twitter, a alguno de los foros especializados que pululan en la red o a ciertos blogs para tener el debate servido, leer reseñas de lecturas y tener recomendaciones literarias exquisitas que, en ocasiones, también se mezclan con el cine y las series.

Las editoriales han adquirido un papel fundamental en este asunto, ya que muchas de ellas, nutren a los blogueros con ejemplares gratuitos para que realicen concursos y reseñas, participan activamente en las redes sociales para tener al tanto a todos los lectores de las novedades y convierten sus webs (antes corporativas y aburridas) en auténticos portales interactivos donde comentar, valorar y leer las primeras páginas de casi todos sus libros.

La participación activa de las editoriales en este nuevo modelo cultural de fomento de la lectura enmarcado en la Web 2.0, trae consigo, sin embargo, algunos aspectos negativos, como usuarios que abren blogs solo para conseguir libros gratis o editoriales que dejan de contribuir a dichas páginas porque uno de sus títulos recibe una mala crítica. Por no hablar de que, como ya ocurrió en el caso de los blogs de moda, hay bitácoras literarias que son fotocopias unas de las otras: mismas secciones, mismas noticias, mismos contenidos y, claro, mismos libros reseñados.

Sin embargo, al haber tanta oferta, hay mucha variedad, y es cuestión de ponerse a bucear por esa dimensión literaria para encontrar cosas tan interesantes como diarios de literatura juvenil, revistas cuyo éxito es indiscutible, webs que ya son blogs de culto y sitios de referencia, originalidad y, sobre todo, pasión por la lectura.

Deja un comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s