Algunas claves de ‘Ciudadano Kane’


MBDCIKA EC019

Si estudias periodismo, una de las películas que más te recomendarán visionar en la carrera será Citizen Kane (Ciudadano KaneOrson Welles, 1941). Uno de los motivos será porque se trata de una biografía encubierta del magnate de la prensa estadounidense, William Randolph Hearst, uno de los padres de la prensa amarilla en los Estados Unidos de finales del siglo XIX y principios del XX (todo un caramelito de pregunta de examen de Historia del Periodismo Universal). Algunos dicen que Ciudadano Kane, a pesar de ser la ópera prima de Orson Welles, no lo parece, dada su profunda complejidad tanto en la forma (novedosos planos, protagonismo del flashback como elemento narrativo e innovaciones en los efectos especiales, el maquillaje y la música) como en el fondo (reflejo de una época y de una mentalidad, de una sociedad), que la hacen una obra maestra.

La historia se centra en la muerte de un financiero y magnate estadounidense, Charles Foster Kane, dueño de una importante cadena de periódicos, de una red de emisoras, de dos sindicatos y de una colección enorme de obras de arte.La última palabra que Charles pronuncia antes de morir es “Rosebud” cuyo significado desconocido intriga a todo el país y a la prensa en particular. Para descubrirlo, un grupo de periodistas se pone a investigar la vida del poderoso Kane, que partiendo de la nada llegó a ser dueño de su propio imperio, en el que la prensa y la radio eran las mayores fuentes de ingresos.

Ciudadano Kane toca temas tan actuales hoy, tan vivos en la historia reciente y actual del Periodismo, que hasta sorprende que tenga más de setenta años. Temas como la manipulación de la opinión pública, la influencia de los medios de comunicación en los procesos democráticos,  la importancia de la comunicación política o los lobbys, son protagonistas junto con la investigación periodística en el largometraje, aunque hay quien dice que hay que verlo con los ojos con los que se ve a la historia, puesto que esta película, pese a su éxito, ha quedado muy desfasada con respecto al mundo de hoy (pero es que, recordemos… ¡tiene más de setenta años!).

Desde su estreno, Hearst, a quien le enfurecía profundamente la sola mención de Ciudadano Kane, prohibió mencionar a la película en sus periódicos. Las leyendas negras dicen que las acciones de Hearst hicieron que la película de Welles fracasara en un primer momento, sin embargo, todos sus esfuerzos han sido ciertamente en vano porque hoy, al hablar de lo poderoso que consiguió ser Hearst, siempre se hace referencia a la película de Welles, a la que está y siempre estará, de forma irremediable, conectado. Actualmente, el magnate Rupert Murdoch también es considerado un ciudadano Kane moderno.

Hay dos tipos de personas: las que consiguen lo que quieren y las que no se atreven a conseguir lo que quieren” (Ciudadano Kane, Orson Welles, 1941).

3 comentarios sobre “Algunas claves de ‘Ciudadano Kane’

  1. plared

    Sencillamente una película, por innovacion en su manera de rodar y complejidad en su tratamiento. Que es historia del cine y eso es algo…de lo que no muchas pueden decir a pesar de su estatus de clásico. Saludos

  2. Pingback: Too much Johnson | The Daily Prosumer

  3. Pingback: The Daily Prosumer cumple 1 año | The Daily Prosumer

Deja un comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s