Blogs corporativos, ¿por qué no?


Aunque puede parecer que este post va dirigido a aquellos pequeños empresarios que todavía no se han dado cuenta de las muchas cosas buenas que un blog le puede traer a su empresa, todos aquellos que somos consumidores, también podemos hacer una lectura de ello y equiparar los beneficios que tiene un blog corporativo a los beneficios de tener un blog profesional.

flat-vector-illustration-web-design-concept_23-2147490596

Hace tiempo que pienso en cómo muchas de las empresas pequeñas que proliferan por nuestro entramado económico, no invierten ni tiempo ni dinero en crearse una imagen en Internet cuando es aquí, en este ciberespacio donde me estás leyendo ahora mismo, donde se encuentran y encontrarán durante los próximos años sus clientes potenciales. A veces no hace falta realizar grandes inversiones, sino tener un poco de paciencia y buscarse las mañas para labrarse una imagen en Internet. Y aquí no solo me refiero a los perfiles en redes sociales, sino a un blog corporativo que, además de servir como vía para captar clientes, contribuya a seguir construyendo una imagen de marca sólida y aporte visibilidad a la empresa.

A raíz de esta reflexión, saqué las siguientes conclusiones que, en realidad, se podrían resumir en una sola: “Si tu empresa no tiene un blog, te estás quedando atrás”.

1. Una buena manera de generar una relación de confianza empresa-cliente es mostrando quién está detrás de dicha empresa. Un blog puede ser mejor aliado que las redes sociales en este caso ya que, muchas veces, una buena página “SOBRE NOSOTROS” dice mucho de la filosofía y la forma de trabajar de un equipo.

2. Atraer clientes a través de contenido propio y de otro contenido interesante: si tu empresa tiene un blog que no termina de despuntar, pregúntate por qué es. Quizá es que todos los posts de tu blog hablan sobre los productos/servicios de tu negocio, y por tanto, terminan saturando al lector. Interesarte por la actualidad de tu sector o hacer del simple contenido corporativo algo más emocional, que le  toque la fibra al cliente porque hable de otras cosas, desde episodios cotidianos a contenidos humorísticos, a veces da más resultado que entradas infinitas sobre las bondades y virtudes de la empresa.

3. Las iniciativas de marketing dan muy buen resultado en los blogs: organizar sorteos, anunciar promociones y contar cómo ha ido algún evento en el que la empresa haya estado representada, son algunas inciativas de marketing que ofrecen al lector y posible cliente una visión más amplia de la empresa.

4. No hay que olvidar el e-mail marketing: una buena newsletter, como ya hemos visto, no es nada despreciable. Si consigues hacerla lo suficientemente atractiva, puede llevar mucho tráfico a tu blog y de éste, a tu tienda online o contacto para contratar alguno de tus servicios.

5. Un blog te obliga a estar actualizado, informado y activo, y por tanto, a no quedarte obsoleto. Una empresa que comparta contenido en su blog, y que además lo haga de forma original, puede conquistar el corazón de cualquier posible cliente.

6. Como dirían los Beatles: “Al final el amor que recibes equivale al amor que das”. Extrapolado al mundo de los blogs significa que cuando una empresa pone cariño, tiempo y dedicación en un proyecto como es un blog corporativo, se nota. Al igual que cuando un bloguero cualquiera lo hace con su blog personal/profesional y, quizá sea por la situación actual o por cualquier otra razón, los clientes aprecian mucho que las cosas que se hagan desde las empresas, se hagan desde el corazón. Tener un blog te hace tener constancia y es uno de los “trabajos” en los que más pasión hay que  poner. Porque cuando uno no es feliz escribiendo sobre lo que sea que escribe, también se nota.

7. Empezar a estar en Internet no es tan caro: hay muchas empresas que justifican su no presencia en Internet por cuestiones económicas. Pero en realidad, hoy en día se puede crear un blog y perfiles sociales de manera gratuita hasta poder alcanzar beneficios suficientes como para profesionalizar un poco más ambas cosas. Un dominio propio, un hosting, un servicio de e-mail marketing de pago o los servicios de una agencia organizadora de eventos o creativa, son cosas que vienen más adelante. Sin embargo, el momento perfecto para empezar a mostrarse en Internet, sin invertir un solo euro, puede ser ya mismo.

2 comentarios sobre “Blogs corporativos, ¿por qué no?

  1. Pingback: Quien tiene una estrategia, tiene un tesoro | THE DAILY PROSUMER

  2. Pingback: Consejos de blogging para pequeñas empresas | THE DAILY PROSUMER

Deja un comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s