Es la hora de la creatividad


Antes de comenzar este post quiero decir:

1. No me gusta la nueva interfaz de WordPress. Quiero que vuelva la antigua.

2. Mañana me voy de vacaciones, chapamos el chiringuito unos días. ¿No te apetece ya perderme de vista?

3momentos

A veces nos esforzamos porque nuestra creatividad salga en el momento en el que nosotros queremos y por las razones que nosotros queremos. Muchas veces no nos imaginamos que la verdadera creatividad se esconde donde menos la buscamos, aparece cuando menos la esperamos y requiere de mucho menos esfuerzo de lo que a veces pensamos. Principalmente, te sentirás muchísimo más creativo cuando:

1. Estés muy ocupado y no puedas dedicarte a cosas creativas.

2. Cuando menos lo esperes o lo necesites. La creatividad va por libre.

Sin embargo, me gustaría hablarte de tres momentos del día en los que puedes intentar potenciar tu creatividad. Seguro que hay miles de momentos más en los que sacarla a a luz, pero como ya te he contado, muchas veces no hace falta el excesivo esfuerzo que a veces nos proponemos.

Aquí van esos momentos del día, ¿habías pensado en lo potencialmente fructíferos para tu creatividad que son si los aprovechas?

1. La hora de vestirte: sí, es verano, probablemente te pases la mayor parte del día en bañador o en pijama, pero intenta, la próxima vez que vayas a vestirte, probar algo diferente. ¿Qué tal esa ropa que te has puesto una vez y que no has vuelto a ponerte? ¿Y esa prenda que antes te gustaba y que ahora no te entusiasma? Busca combinaciones entre lo nuevo y lo viejo, entre colores, entre tendencias y cosas pasadas y enchúfale un poco de creatividad a tu vestuario.

2. Cuando cocinas: una de las universalidades que he descubierto sobre independizarse es que si tú no haces la comida, no va a hacerse sola. Y que si se te gastan los tupper de tu madre, te tienes que poner las pilas. Y que si quieres ahorrar en la compra, tienes que comprar COMIDA, no guarrerías que te saquen del apuro. He descubierto que una de las cosas en las que más creatividad se puede emplear es aprendiendo a cocinar. Da igual que sea algo que te guste o que, como yo, empieces a practicarlo por supervivencia. Si le coges el gustillo, tiene su gracia.

3. Cuando lees, te informas, ves las noticias: a veces vemos las noticias o leemos un periódico, incluso miramos una red social, como autómatas. Apenas nada nos sorprende o nos llama la atención. Si nos dedicásemos a ello de una manera más profunda, pensando en qué podemos sacar de lo que estamos haciendo en ese momento, leer, informarnos o ver la televisión se convetirían en experiencias mucho más enriquecedoras, creativamente hablando. Y vais a pensar que siempre tiro hacia lo mismo, pero en esta fase me ha ayudado mucho tener un blog: leo, me informo y busco cosas interesantes para después contarlas aquí o filosofar sobre ellas en una entrada. Todo lo que suelo hacer (o casi todo) tiene una finalidad, que es la de exprimirlo y mezclarlo con letras para traéroslo aquí en forma de post. Y la verdad, cuanto más escribo, más ideas tengo.

Como ves, a veces no hace falta sentarse frente a una hoja en blanco y apretar fuerte las neuronas para que la creatividad salga. A veces sólo hace falta proponérselo con menos fuerza, pero más en serio.

Un comentario sobre “Es la hora de la creatividad

  1. Pingback: “La clave de tu futuro está en tu vida diaria” | THE DAILY PROSUMER

Los comentarios están cerrados