Charlot según Charles Chaplin


“Al ir al vestuario pensé que podía ponerme unos pantalones muy holgados, unos zapatones, y añadir al conjunto un bastón y sombrero de hongo”.

Se atrevió a ridiculizar a Adolf Hitler en El gran dictador; siempre estuvo presente su trágica infancia, se le recuerda por La quimera del oro, Tiempos modernos, Luces de la ciudad o Candilejas y es uno de los grandes iconos del cine de ayer (y del de hoy). Lumen acaba de publicar la autobiografía Chaplin, una reedición revisada a la que se le han añadido fragmentos suprimidos en la edición en castellano y una serie de fotografías del actor en su ámbito familiar y profesional.

CHARLOTPORTADA

En el libro no faltan detalles de la caída familiar hacia la pobreza, las entradas y salidas en los asilos de caridad, la enfermedad de la madre del actor o la receración de la Inglaterra de finales del siglo XIX y principios del XX. Y es que, aunque estamos acostumbrados a que nos haga reír, su autobiografía nos descubre a un Chaplin muy solitario, que conoció la pobreza y se dejó deslumbrar por el dinero, que enamoró con su cine y también recibió críticas como director que, obviamente, le traían sin cuidado; que le encantaba codearse con la alta socidad, pero que estaba orgulloso de no haber renegado nunca de sus orígenes.

charlot

charlot2

charlot3 charlot4

MUCHO MÁS CHARLOT AQUÍ

“Para reírte de verdad, tienes que ser capaz de agarrar el dolor y jugar con él”

4 comentarios sobre “Charlot según Charles Chaplin

  1. Silvia

    Recuerdo ver El gran dictador en el instituto, en clase de medios de comunicación y fue una maravilla descubrirlo. Grande, Chaplin!

    1. Lorena White

      Creo que en algún momento, a todos los que hemos estudiado algo relacionado con la Comunicación, nos han puesto a Chaplin como ejemplo. Todo un señor! Gracias por estar siempre aquí, Silvia :)

  2. M (@monvejau)

    Recuerdo que cuando era pequeño y los sábados por la tarde hacía demasiado frío para salir a la calle o simplemente apetecía quedarse en casa, mi padre y yo nos sentábamos en el sofá y veíamos películas de Chaplin. Me hice enamorarme del cine mudo :)

Deja un comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s