“Muchas personas sobrevaloran lo que no son e infravaloran lo que son”


Hoy quería hablarte de autoestima. Sé que no hay nada que yo pueda escribir aquí que te haga quererte, de pronto, si es que no te quieres nada. Y también soy consciente de que, por mucho que me esfuerce en este post, si has preferido mantener el foco en tus carencias, en tus inseguridades o en tus defectos, no seré capaz de hacer que lo cambies de dirección para que alumbre tu valía, las cosas que te hacen único y especial y tus virtudes. Pero sí que quiero contarte lo importante que es, si es que piensas querer a alguien o querer algo en tu vida, quererte a ti primero, casi por encima de cualquier cosa.

quieretemasymejor

Para mejorar tu autoestima no basta sólo con proponértelo, tienes que trabajar mucho tu propia mente para gustarte aunque no seas perfecto, aunque tu vida no sea como la soñaste o aunque creas que te falta todavía mucho de todo. Puede que esto te lleve mucho tiempo, pero puede también que al final, de toda esa maraña de sentimientos contradictorios que no te dejan mirar más allá del poco amor que te tienes, que te paraliza y que hace que no creas que tú también te mereces todo lo bueno que te pase, consigas algo tan importante como empezar a quererte.

Así que te propongo que este fin de semana pienses en esta idea y que, si te animas a fomentar el autoamor, empieces por aquí:

1. Comparte todo lo que pienses, bueno o malo: desahógate, échalo  fuera, sea bueno o sea malo, seguro que tienes alguien a quien contárselo. Y si no, escríbelo, pero no te lo dejes dentro. Las penas almacenadas durante mucho tiempo se enquistan, pero lo peor es que las alegrías que uno no comparte porque no le parecen importantes o merecedoras de mención, se enquistan todavía más.

2. Vive el presente: piensa, sólo por un momento, cómo sería tu día si lo enfocaras con la mente limpia de prejuicios machacones hacia tu persona. Piensa en cómo sería tu día si apartaras el foco de lo que te falta, para empezar a centrarte en lo que ya tienes.

3. Siéntete productivo: no hay nada mejor que mantener la mente ocupada y tener un proyecto que nos mantenga ilusionados, para empezar a creernos que realmente somos capaces de llevarlo a cabo. Y ya no te digo si sale bien. Elige tu objetivo, tu misión e intenta cumplir todo aquello que te propongas, intentando solamente, dejar de pensar en que no vas a ser capaz de conseguirlo y dejando a un lado el “¿Qué pasará si fracaso?”. Te sorprenderías.

4. Intenta ser positivo: sé que estás harto de ese optimismo de manual que ahora parece estar tan de moda, pero si miras a la realidad con perspectiva, te darás cuenta de que muchas veces nuestra visión es la que suele transformarla, y generalmente es para mal. Intentar buscar aprendizaje entre las cosas malas que nos ocurran o plantearnos cómo adaptarnos mejor a una situación inversa, son ejercicios para potenciar la positividad.

5. Deja de sentirte culpable: eres responsable de tus actos, como lo eres de tus decisiones, de tus aciertos y también de tus errores. Pero eres eso, responsable. Nunca más culpable.

6. Reconoce lo que se te da bien: en la vida empiezas a ganar autoconfianza y autoestima cuando te das cuenta de que no pasa nada por admitir que algo se nos da bien ni tampoco por trabajar duro para potenciarlo.

Espero que te quieras mucho más y mejor.

Yo me despido hasta el martes -el blog y yo nos vamos de puente-, almas cándidas :)

NOTA: El autor de la cita del título es Malcom S. Forbes

Deja un comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s