Este año puede ser “TU AÑO” (si tú quieres)


No sé qué es lo que te apasiona. No sé qué es lo que te mueve. No sé qué le pedirías a un Genio que se plantara ante ti y te preguntara qué quieres hacer con tu vida. Quizá no te interese hacer nada. O quizá te interese hacer algo que, en fin, es para lo que te has preparado (o no) y seguir dejando de lado aquello que verdaderamente te hace vibrar, eso a lo que dedicarías todo tu tiempo si pudieras.

mentirasvspasion

La mayoría de las veces los primeros obstáculos que encontramos a la hora de hacer algo que nos acerque un poco más a nuestra pasión, somos nosotros mismos. Nosotros, y las manidas excusas que nos ponemos, ya ni siquiera de cara a los demás, sino con el único fin de no sentirnos mal con nosotros mismos. Hoy te traigo 5 excusas que ya deberías haber dejado en el 2014 si es que has decidido que este año sea tu año por fin. Aunque venga, te doy hasta que termine el mes para empezar a desecharlas de tu vida, y a buscar alternativas.

1. “Lo haré mañana” vs. Hacer un poco cada día: una de las cosas más habituales que tenemos que hacer a la hora de trabajar por algo que nos apasiona, es crear un hábito. Porque nosotros nos pensábamos que dedicarnos a ello, como nos gustaba, iba a ser coser y cantar, pero todo objetivo requiere un esfuerzo y para cuando hay que hacer esfuerzos, nuestra excusa favorita es “Lo haré mañana”. ¿Qué pasa si intentamos hacer un poco cada día hasta que implementemos el hábito completamente en nuestra vida? Mucho mejor, ¿no?

2. “Nadie cree que pueda conseguirlo” vs. ¿Te hace falta que lo crea alguien más que tú? Hace algunos posts hablamos de cómo enfrentar una idea en la que sólo nosotros creyéramos. A veces esto puede ser muy frustrante y el hecho de que nadie más que nosotros crea en lo que vamos a llevar a cabo, puede producirnos cierta reticencia a ponernos a ello o a acabarlo. Sin embargo, ¿realmente tienes que contar con la aprobación de los demás? ¿Entonces quién vive tu vida? ¿Tú o el vecino?

3. “Seguro que me sale todo mal” vs. Al menos hay que intentarlo: el miedo al fracaso es el mayor enemigo con el que uno se puede encontrar cuando quiere pasar a la acción, hacer algo por sí mismo, para sí mismo, porque le gusta y le apasiona. Muchas veces ese mismo miedo crea tales inseguridades que nos sentimos totalmente paralizados y preferimos quedarnos en nuestra zona de confort, donde todo nos es conocido y cómodo, que arriesgarnos a salir de ella. ¿Pero y si empezáramos a tomarnos el fracaso como una forma de aprendizaje? ¿Y si le cambiamos el nombre por algo menos tremebundo? ¿Y si lo llamamos “sentimiento de derrota TEMPORAL”? O algo así…

4. “Hay otros que ya lo hacen mucho mejor que yo” vs. Quiérete más: este año os felicitaba el 2015 diciendo que menos hablar de metafóricos libros con 365 páginas en blanco, y más self-love. Hay que quererse más, porque queriéndonos, querremos mejor y porque nos sentiremos capaces de muchas más cosas y perderemos esa maldita costumbre de compararnos con todo bicho viviente que se cruza en nuestro camino. Siempre habrá alguien mejor que tú, en cualquier cosa, ¿pero y si en vez de como algo negativo, lo afrontas como un reto? ¿Y si en el proceso de intentar mejorar, aprendes y te encuentras con tu mejor versión de ti… y además te encanta? No necesitarías compararte con nadie más.

5. “No tengo dinero/formación” vs. Hoy en día querer de verdad, es poder: una de las grandes lecciones que he aprendido es que muchas veces las ganas pueden más que cualquier otra cosa a la hora de conseguir un objetivo, sea el que sea. Es cierto, si fuéramos ricos, podríamos pagarnos todos los cursos y másteres más caros del mundo, ¿pero eso nos iba a hacer más válidos? La actitud, nuestras habilidades, nuestro talento y nuestra capacidad para comprometernos y aprender de cada cosa que nos brinde la vida, es lo que hará que, un día, estando en el momento y en el sitio indicados sin habernos dado por vencidos nunca, triunfemos. Y ya sé que me repito mucho, pero apelo de nuevo a mi frase favorita de Roosvelt: “Haz lo que puedas, con lo que tengas, estés donde estés“, para decirte que empezar a vivir un poquito más cerca por tu pasión tiene coste 0 en dinero y 100% en corazón.

Tú eliges :)

Deja un comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s