¿De qué hablará tu próximo post?


Muchas veces os he hablado de lo importante que es la planificación en mi método de trabajo en el blog. Lo era antes, cuando subía 5 posts semanales y lo es ahora, que sólo subo tres. Planificar los contenidos tiene una parte buena, que es la de asegurarte de tener una bala entrada en la recámara para momentos en los que te toca subir un post y la inspiración no está ni se la espera. Pero también tiene un parte mala, que es la de tener que planificar tu contenido a uno o dos posts vista y que a la inspiración, en ese momento (quizá uno de los pocos que tienes libres para trabajar en el blog) tampoco le dé por aparecer.

20ideas

Para esos momentos, hoy te traigo 20 posibles ideas que quizá te ayuden si te encuentras en un aprieto. Aunque eso sí, dependiendo de la temática de tu blog, de la frecuencia con que actualices o de tu tipo de contenido, podrás o no adaptarlas. Lo ideal es apuntar siempre cada idea que se te ocurra, por pequeñísima que parezca, y hacerte tu propia lista de acuerdo con tu línea editorial. Pero si eres de esos despistados que todavía no se ha dado cuenta de que la inspiración se va y viene cuando quiere, tengas que trabajar o no, te presto mi lista de ideas y formatos recurrentes. ¡Ojalá te sirvan! ;)

  1. Listas: las listas son uno de los mejores recursos, porque se pueden adaptar perfectamente a cualquier temática. Puede ser una de libros, de canciones, de películas, de herramientas online, de errores ortográficos, de consejos médicos, de actividades para hacer en un día de lluvia, de carreras profesionales, de formas de afrontar cualquier problema, de colores para determinar el humor, de ideas para regalos, de pasos a seguir para hacer casi cualquier cosa, de webs interesantes, de vídeos de gatitos… Y si te da para hacerla en formato ranking, ya ni te cuento ;)
  2. Tendencias y predicciones: casi todos los nichos tienen ciertas modas de su propio mercado y también tienen predicciones o próximos lanzamientos/acontecimientos. Hacer posts sobre las últimas modas, lo más in o el must de tu especialidad o de próximos eventos, lanzamientos, predicciones de cómo será tu nicho en el futuro, es un recurso fácil para cuando te quedas sin inspiración.
  3. Tutoriales: enseña algo a tus lectores. Estás en un sitio privilegiado, tu blog, y seguro que hay algo que se te da bien, un tema del que entiendes bastante o algo en lo que tienes mucha experiencia. Cómo preparar una entrevista de trabajo, cómo crear un blog, cómo hacer una reseña, cómo hacer pajaritas de papel, cómo mandar un mail original, cómo escribir mejor, cómo hacer un comentario de texto, cómo empezar a hacer deporte… Los tutoriales son recurrentes y además, aportan mucho valor al blog de quien los comparte. El lector lo lee con la sensación de que aprende algo, y no hay nada mejor ;)
  4. Reseñas o reviews: que has ido al cine a ver la última de Leonardo DiCaprio, que te has leído el libro que está siendo boom en ventas, que has acudido al súper evento de tu nicho, que has probado  una nueva receta, que has tenido la oportunidad de trastear con un gadget tecnológico antes que mucha gente… Usar tu blog para dar tu opinión sobre algo que has experimentado (sea lo que sea), es otro recurso estupendo para cuando no tengas ideas.
  5. Un post que sugieran tus lectores: un día puedes abrir tu newsletter o lanzar un mensaje al aire en tus redes sociales para que tus lectores elijan sobre qué quieren leer el próximo post y, por tanto, de qué quieren que tú escribas. Conocer a tu audiencia, interactuar con ella y tener en cuenta su opinión, es una buena forma de que el contenido de tu blog sea interesante para la gente que te lee.
  6. Entrevistas: seguro que  hay algún experto en tu nicho o incluso un bloguero de mismo, o alguien a quien te gustaría poder entrevistar. Hoy más que nunca puedes tener a todas esas personas que antes casi eran inalcanzables, a un sólo tuit de distancia. Y hacer que en tu blog de vez en cuando hablen personas interesantes de cosas interesantes (además de ti), es un buen punto para que su contenido sea más interesante.
  7. Autor invitado: nunca lo he hecho pero es un recurso que utilizan muchos blogueros. En vez de pedir una entrevista a alguien interesante, a veces le piden que escriba un post… Y esa persona, si es amable y tiene tiempo, lo hace. Es lo que se llama tener colaboraciones, autores invitados e influencers. Nada mejor que un experto hablando abiertamente sobre su tema.
  8. Blogs que sigues asiduamente y sus mejores posts: una de las cosas que más me gusta de tener un blog, es poder descubrir más blogs. Me paso largo rato buscando blogs nuevos y fresquitos que leer. Por eso los posts que recopilan a otros blogueros, me los leo siempre. Muchas veces se encuentra algo interesante. Y si tiene referencias a los mejores posts de esos blogueros, todavía mejor.
  9. Reflexiones: muchas veces estamos tan centraditos en todas las secciones que tiene nuestro blog, que tendemos a alejarnos de él. Y me explico: aunque nosotros seamos los escritores, lo tenemos todo tan categorizado que puede pasar muchísimo tiempo hasta que escribimos un post en el que nos mostramos más cercanos y naturales. Siempre tiene que haber un hueco en un blog para que se note a la persona que hay detrás.
  10. Un post para responder preguntas: muchas veces hay preguntas que se acumulan en tu e-mail o en los comentarios de tu blog o en redes sociales que o no tienes tiempo de responder, o te gustaría hacerlo con mucha más profundidad. Un post respondiendo a todas las dudas que te plantean otros, es un buen recurso para fidelizar a la audiencia (además de para tirar de él cuando no tengas nada en el tintero).
  11. ¿Qué te ha pasado últimamente? Seguramente si alguien te hace esta pregunta, la mayoría de las veces tú respondas “nada interesante”. Sin embargo, a los lectores les gusta saber más sobre la vida, experiencia, aciertos y errores del bloguero al que leen asiduamente. Así que cada vez que en tu vida ocurra algo que creas que merece la pena contar (no suele interesar cuánto tiempo tardó en venir tu último autobús ni la cola que tuviste que esperar para ir a renovarte el DNI), cuéntalo. Y si puedes asociarlo a alguna reflexión de las del punto 9, mejor que mejor.
  12. Tira de actualidad: todo nicho tiene su actualidad y por eso, tienes que estar al día de ella. Porque nunca sabes cuándo puede publicarse un estudio, saltar una polémica u ocurrir algo que te dé para un buen contenido. Ficha las webs / medios especializados en tu nicho y dedícate a leerlos. Nunca sabes qué puede salir de un ratito de inspiradora lectura ;)
  13. Crea contenido exclusivo: si hay algo que guste más que un post bien escrito e interesante, es un contenido extra, que aborde cierto tema con más profundidad, y que además sea gratis. Muchas veces he dicho que una de las claves para atraer y fidelizar audiencia es dar sin esperar recibir. Y esta cuestión puede aplicarse al próximo post que vayas a escribir, ¿y si te planteas hacer algo más cualitativo que haga que tus lectores se sientan especiales?
  14. Recopilatorio de posts: cuando me voy de vacaciones, hay algún acontecimiento importante o simplemente no tengo ideas, me gusta hacer un recopilatorio de mis posts antiguos. Por un lado, los refresco (cuando llevas un tiempo con un blog, seguramente como sabes, hay posts del principio que se quedan totalmente abandonados debido al volumen de nuevas entradas) y por otro, los presento a la audiencia recién llegada. Pueden ser los más leídos, los menos leídos, los que sean de una misma temática, los que estén agrupados según qué categoría. Imaginación al poder ;)
  15. Habla de tu trabajo o de lo que estás estudiando: ya sabemos que a la audiencia le gusta saber cómo es la vida de ese bloguero al que leen. Escribir sobre aquello a lo que te dedicas, explicar si te gusta o si no, por qué lo haces o qué esperas conseguir con ello, es una buena forma de que tus lectores aprendan más cosas sobre ti.
  16. Las claves de tu filosofía: tienes una forma de hacer las cosas, unos mantras en los que basas tu vida o una peculiar filosofía que te ayuda a afrontar cualquier tema o proyecto que tengas entre manos. Esos mantras pueden ser interesantes para otros, compártelos.
  17. Infografías: las infografías son recursos muy visuales que combinan texto, imágenes y datos y que convierten un tema muy pelmazo en un tema fácil de asimilar y de leer. Seguro que en tu nicho hay datos que sería interesante compartir con otros lectores. No dejes escapar la oprotunidad de contarlo con gracia y sacar tu venilla artística.
  18. Analiza el progreso de tu blog y escribe sobre ello: tu blog no es el mismo que cuando lo empezaste. Seguramente tus estadísticas han experimentado una ligera mejora desde que lo abriste y puede que hayas conseguido ciertos progresos tanto técnicos como creativos. Analizarlos y escribir sobre ellos es un buen recurso para un post. Ayuda a conocer el blog por dentro y los orígenes, para aquellos lectores que no estaban al principio.
  19. Tu método de trabajo: compartir cómo te las apañas tú para conseguir mantener tu blog, tanto en diseño como en método de trabajo, organización o planificación de contenidos, puede resultar muy interesante, sobre todo para esos blogueros principiantes que todavía no tienen su “modus operandi” definido.
  20. Escribe sobre futuras ideas para próximos posts :P

7 comentarios sobre “¿De qué hablará tu próximo post?

  1. Pingback: Primeros pasos en blogging | THE DAILY PROSUMER

  2. Pingback: Este fin de semana puede ser el definitivo | THE DAILY PROSUMER

  3. Pingback: 5 razones para dejar tu blog | THE DAILY PROSUMER

Deja un comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s