¿Emprender está de moda o lo parece?


Creo que sólo lo parece. Algo que implica tanto como emprender, como montar un negocio o una empresa, no puede ser una moda. Puede ser la única salida para algunos; puede ser una opción para otros o la mejor elección para los que se animan a aprovechar una situación laboral, económica o personal que no les gusta, y darle la vuelta. Pero una moda no. Sin embargo, parece que cada vez más gente emprende y, sobre todo, que más gente consigue el objetivo principal que es, por un lado, tener trabajo y por otro, ser su propio jefe. Pero obviamente ni todos los casos de éxito reflejan todo el tejido de emprendedores que existe ni emprender es sólo cosa de coser y cantar.

emprender

La idea de tener una empresa propia y trabajar para uno mismo, hoy en día que el trabajar para otros se ha vuelto una absoluta precariedad, es una idea que atrae a muchos y que les hace decidirse a aventurarse. Sin embargo, en esto como en casi todo (aunque si esto es lo que, al fin y al cabo, va a mantenerte, con mucha más razón), hay que andarse con prudencia, observar, formarse y aprender. Y por supuesto, también asumir que la posibilidad de fracasar está ahí y que una vez tomadas las decisiones oportunas, tendremos que acarrear las consecuencias.

Montar un negocio no es fácil. Hay muchas pequeñas empresas que día a día luchan para sobrevivir en un mercado competitivo o con unas zancadillas institucionales importantes. Hay otras empresas a las que, por supuesto, les va bien y que animan con su experiencia a aquellos que realmente quieren empezar a trabajar para sí mismos. Y al final todos forman parte de lo que parece haberse convertido en una corriente, en una especie de tendencia que algunos pueden calificar de moda pero que, en ningún caso, podría serlo.

Lo más básico para aquella persona que quiera montar una empresa y que se aprende en cualquier formación más o menos básica, es:

  • Hacer un estudio del mercado en el que queremos montar nuestra empresa.
  • Hacer un análisis de cómo encajar nuestra empresa en ese mercado, teniendo en cuenta nuestras Debilidades, nuestras Amenazas, nuestras Fortalezas y nuestras  Oportunidades.
  • Hacer un análisis de nuestro target o cliente ideal.
  • Hacer un análisis de los principales competidores.
  • Crear nuestra marca, qué es lo que nos hace diferentes.
  • Finanzas y administración: la burocracia, las licencias, los permisos, las subvenciones, el tipo de empresa, las condiciones, el IVA, la facturación… Hay tanto que estudiar que uno podría hacer carrera sólo de este apartado.
  • La comunicación y el marketing: porque hoy en día una empresa que no se comunica, que no interactua y que no se vende bien, no existe.

Seguro que me dejo mil cosas en el tintero. Como que hay que dejarse aconsejar por los expertos y mantener ante todo los pies en el suelo, por mucho que la ilusión por nuestro negocio pudiera hacernos creer que somos capaces de volar.

Pero ante todo, piensa también en pequeñito. Empieza por crear tu propia marca, por ofrecer tus habilidades y tu trabajo, por crecer mientras todavía aprendes y después, si quieres, da el salto.

¿Has pensado en la idea de montar tu propia empresa? ¿Crees que se trata de una moda debido a la situación laboral? ¿Eres un emprendedor y una vez metido en el ajo las cosas no son como las esperas? Cuenta, cuenta…

Hasta el lunes, almas cándidas :)

Deja un comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s