También está bien hacer cosas solo


Siempre he sido de las que he disfrutado simplemente de estar con gente, de sentirme acompañada, de hacer cosas con alguien. Generalmente, no llevaba bien la soledad, hasta que aprendí la cantidad de cosas buenas que podía sacar de cada ratito a solas. Por supuesto, no me gusta ser una ermitaña ni aislarme de los demás, pero sí que procuro tener tiempo para mí. Y creo que tú deberías empezar a plantearte sacar más tiempo para ti.

porqueestabien

Hoy quiero contarte algunas de las cosas buenas que tiene pasar tiempo asolas y hacer cosas de forma independiente, sobre todo cuando es un tiempo productivo, en el que te dedicas a hacer cosas que te gustan o que te hacen sentir bien. Espero que te ayuden, si es que no lo has descubierto ya, a ver el lado bueno de la soledad (al menos temporal, o como a mí más me gusta, a ratitos):

1. Puedes crear tu propio plan y avanzar a tu propio ritmo:

Al no depender de nadie más, puedes dividirte el tiempo o las cosas que quieres hacer como mejor te convenga. Además, podrás adaptar el tiempo que tengas al ritmo que mejor te venga para aprovecharlo de la manera que más te apetezca. Sin duda dos aspectos a tener en cuenta casi para cualquier actividad, ¿verdad?

2. Aprendes a sentirte bien estando solo:

Por muy sociable que seas, por muchos compromisos y planes que tengas, siempre hay un momento en el que te encuentras solo contigo mismo. También puede darse que ese momento sea además algo que necesitas, con lo cual, aprendes a que no pasa nada por disfrutar también de estar solo y comienzas a sentirte muy bien en ese rol.

3. Puedes dedicar tiempo a tu creativo interior:

La creatividad es una de las cosas que mejor se desarrollan asolas, cuando más concentrados estamos en lo que hacemos. En el libro El camino del artista, se definen dos procesos que estaría bien que incorporases a tu rutina, en los momentos en los que pudieras estar solo que son escribir a mano y dedicar un tiempo al día a hacer cosas que te inspiren de forma creativa, ya sea dar un paseo o escuchar música, leer, ver películas, hacer una tormenta de ideas…

4. Te vuelves más independiente:

Es bueno sociabilizar y estar con gente que te aporte cosas buenas y que le dé un poquito de alegría a tu vida. Pero también es bueno hacer cosas por nosotros mismos, de forma que no siempre tengamos que depender de los demás para hacerlas. Ser capaces de llevar a cabo planes, actividades o proyectos con la única ayuda de nosotros mismos, nos convierte en más resolutivos y más prácticos también, a la vez que aprendemos a resolver mejor y de forma más ágil los problemas.

5. Aprendes a quererte:

Si al cabo de un tiempo, echas la vista atrás y ves todo aquello que has logrado tú y sólo tú, te das cuenta de que quizá no sean cosas muy grandes, pero sí que son cosas para sentirte orgulloso. Poco a poco eres consciente de que la mayoría de las veces, la diferencia entre sentirte así, capaz y totalmente positivo ante un nuevo reto, y sentirte intimidado por hacer algo en solitario, es simplemente ponerte a ello e intentarlo. Y así, pasito a paso, es cuando empiezas a emprender cosas más grandes e importantes cada vez.

¿ESTE POST TE HA SABIDO A POCO? ¡ACCEDE A CONTENIDO EXLCUSIVO AQUÍ!

Deja un comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s