Tú eres marketing digital


Es uno de los temas de moda. O al menos, uno de los temas de moda si eres blogger y estás un poco al día, eres emprendedor o tienes un pequeño negocio online. En otro tiempo, fue un campo desconocido al que sólo una parte de la gente podía acceder, pero hoy en día el marketing digital está tan a la orden del día, tan metido en nuestras redes, en todo aquello que hacemos en Internet, que simplemente podríamos decir que forma parte de nuestra vida, de una forma ya tan natural que incluso lo practicamos y no somos conscientes.

marketing_digital

¿Cuántos perfiles en diferentes redes sociales tienes abiertos y usas normalmente? ¿Qué tipo de contenido compartes? ¿Los tienes abiertos al público en general o cerrados? ¿Tienes un blog? ¿De qué habla ese blog? ¿Por qué escribes en él? Todas estas preguntas conducen a un mismo punto: desde el momento en el que tienes una actividad online y está expuesta al exterior, estás “vendiendo” algo. Tu marca personal, por un lado; y después, todo aquello que se te da bien o que te gusta. Tu actividad en redes puede ser marketing digital; tu forma de compartir contenido, puede ser marketing digital e incluso tu blog puede ser una potente herramienta de marketing digital.

En definitiva, el marketing digital es toda aquella actividad que desarrollamos en Internet y que va encaminada a hacer crecer nuestro negocio (o, como es el caso de esta entrada, nuestro blog). Puedes o no ser consciente de que lo practicas, pero lo haces. Y desde el minuto 1 tienes dos opciones: sacarle partido y llevártelo a tu terreno, o seguir ignorándolo y no descubrir todo lo que puede hacer por ti.

Hoy te traigo 5 cosas cotidianas que todo blogger hace en su actividad online y que son marketing digital, aunque ni siquiera él mismo estaba siendo consciente de ello. En cada una, 5 formas de convertir esa actividad cotidiana en una potente herramienta de marketing para vender su contenido y su marca como autor. ¿Te apuntas?

1. Escribir un post

Puede que seas de los que todavía dices “yo escribo en mi blog para mí”. Con el tiempo he aprendido que esa frase es una contradicción en sí misma: si escribieras en tu blog para ti y sólo para ti, lo tendrías cerrado al público. Por tanto, escribes para ti y para todo paisano de la red que aparezca por ahí, a propósito o por casualidad. O lo que es más fácil: si escribieras sólo para ti, no habrías abierto un blog. Un blog nace de la necesidad, de las ganas o de la curiosidad de un autor que decide compartir su contenido, sea de lo que sea de lo que quiera escribir, con los demás. Y generalmente, suele tener un propósito, más allá del escribir por escribir. Cuando escribes un post, estás desarrollando una actividad de marketing online que, sin embargo, podrías aprovechar enormemente.

Cómo sacarle partido mediante el marketing digital:

  • Content marketing: seguro que has oído hablar del marketing de contenidos o lo que es lo mismo: elaborar los contenidos de una forma estratégica que vaya encaminada a conseguir un objetivo, por ejemplo, vender un producto o incentivar la descarga de un contenido. En definitiva, se trata de hacer, mediante el contenido, que los lectores pasen a la acción, dirigiéndolos hacia donde nos gustaría que fueran. El marketing de contenidos es también lo que ya estás haciendo con tu blog: nutriéndolo de contenidos y de información que sirvan e interesen al lector incauto que pasee por él. Eso sí, no se trata sólo de crear contenido de forma automática, sino de algo más importante: aportar valor de forma constante.

2. Compartir un post de tu blog en redes sociales

Puede que no te hayas dado cuenta, pero toda tu actividad en redes sociales podría estar encaminada a hacer crecer tu blog y a vender tu marca personal como autor, más allá de lo que tú llamas “compartir tu último post en un tweet” o en un estado de Facebook. Lo que te falta es saber cómo sacarle todo el jugo a las oportunidades que hoy en día ofrecen las redes.

Cómo sacarle partido mediante el marketing digital:

  • Social media marketing: lo que tú haces (o harás, cuando te pongas a ello) en tus perfiles sociales se llama social media marketing y puede abarcar no sólo a la plataforma que utilizas como medio para compartir tu contenido, sino también el medio por  el que interactuar con tu público (activo y potencial) o por el que construyes una comunidad activa entorno a tu blog (o tu negocio o tu producto). Lo ideal es, sobre todo, detectar dónde está tu público y empezar a construir tu marca en torno a esa red, compartiendo no sólo tu particular autobombo sino contenido relevante que, además, fortalezca a tu marca como autor.

3. Etiquetar una entrada en tu blog

Un gesto tan cotidiano como el de asignar una etiqueta al último post de tu blog, bien gestionado, puede establecer la diferencia entre que tu blog sea amigable, buscable y localizable por parte del todopoderoso Mr. Google o no. Las etiquetas son palabras clave con las que no sólo ordenas el contenido dentro de tu blog, sino que lanzas una llamada a los sistemas de rastreo de Google para que él también lo clasifique, lo indexe y lo muestre cuando cualquiera haga una búsqueda.

Cómo sacarle partido mediante el marketing digital:

  • SEO: Lo que tú crees que es un gesto tan simple como asignar una palabra clave a tu post, es una de las muchas acciones que puedes hacer para mejorar el SEO (es decir, tu posicionamiento en buscadores) de tu blog. Si esas palabras clave se incluyen, además de las etiquetas, en el título y la URL del post, si además incluyes enlaces internos, nombras debidamente las imágenes y estructuras tu entrada de forma ordenada y cuidada, Google te adorará. Y si Google te adora, tienes el tráfico de tu blog garantizado. Eso sí, ten en cuenta que empezar a trabajar en el SEO de tu  blog, no es cosa de dos días y que lleva un tiempo empezar a observar resultados. ¡Dale duro!

4. Mandar un e-mail:

¿Cuántos mails has mandado a lo largo de tu vida? ¿Cuántos de ellos han sido para compartir una entrada de tu blog o hablarle éste a alguien? Si todavía no sabes lo que te estás perdiendo por no sacarle mayor partido a un gesto tan básico como mandar un e-mail y cómo puede ayudarte a hacer crecer tu blog (y tu comunidad), te lo estás perdiendo :)

Cómo sacarle partido mediante el marketing digital:

  • E-mail marketing: el e-mail es una forma todavía viva y muy recurrente a la hora de impulsar el tráfico de tu blog y fidelizar a tu comunidad. Una newsletter enviada periódicamente o una lista de correo a la que enviar contenido exclusivo aporta, lo primero, un valor extra a tu blog y, lo segundo, una dosis de tráfico al mismo (por no hablar de lo importante que es que alguien dé su permiso para que tú le mandes cosas. Es un privilegio). Utiliza la oportunidad que te da el e-mail para encontrar otro canal de comunicación a través del cual dirigirte a tu audiencia, más profundo, más elaborado y más personal.

5. Construir tu marca personal:

Tu actividad en Internet dice mucho de ti, igual que tu actitud cuando estás hablando con alguien personalmente. Partiendo de la base de que, tanto lo uno como lo otro, suscitará una opinión o un prejuicio en los demás (quieras tú o no quieras), ¿por qué no aprovecharlo en tu propio beneficio? Tu marca personal eres tú, es aquello que los demás dirían de ti si tú no estuvieras delante. Aquellos valores, sensaciones y sentimientos que les provocas tú y que provoca lo que haces. Y hay dos opciones: ignorarlo o trabajar en ello.

Cómo sacarle partido mediante el marketing digital:

  • Branding: en marketing (digital y analógico), el branding es la forma en la que hacemos marca. Puede ser la marca de nuestro negocio, o también nuestra propia marca personal. El  mundo de Internet está saturado y cada vez es más difícil diferenciarse. El branding es la forma en la que construimos nuestra propia marca y llevamos a cabo distintas acciones que tienen como objetivo esa diferenciación. En el momento en que definas tu marca personal, tendrás la mitad del camino hecho hacia el objetivo que quieres lograr con tu actividad en la red. Por supuesto, como en todo, esto no es cosa de dos días. Tendrás que estar un tiempo a base de pruebas y errores, de caídas y de aciertos, para saber quién eres tú, qué quieres aportar y por qué otros tendrían que prestarte atención. Aunque no te agobies: lo más divertido de todo esto es el proceso hasta que lo consigues ;)

¿ESTE POST TE HA SABIDO A POCO? ¡ACCEDE A CONTENIDO EXLCUSIVO AQUÍ!

 

Deja un comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s