Las mejores ideas se toman su tiempo


¿No te pasa a veces que cuando más ganas tienes de escribir, menos ideas se te ocurren? ¿No te ha sucedido nunca que no te explicas cómo algunas ideas que parecían brillantes han resultado ser totalmente planas cuando las has llevado a la práctica? ¿Te ha sorprendido alguna vez alguna de tus propias ideas en forma de post maravilloso cuando la has desarrollado frente a la pantalla?

A veces ocurre. Las ideas para escribir posts en tu blog van y vienen, y muchas veces también desaparecen, se esfuman. El proceso creativo de un blog que se mantiene actualizado regularmente, es un proceso que puede resultar arduo y muchas veces frustrante, al no dar con la idea perfecta para escribir. Por no hablar de que un buen post se tarda en “cocer” bastante y que las mejores ideas no surgen así sin más, sino que necesitan estar dando vueltas por tu cabeza durante algún tiempo.

El remedio para estas situaciones que a menudo pueden resultar desesperantes es la paciencia. ¿Pero cómo tener paciencia cuando necesitas que tu blog esté actualizado? No te agobies. No se cae el mundo porque llegue el día en el que tienes que subir post y no tengas nada pensado. Te lo prometo. Pero eso sí, para la próxima, apúntate estos consejitos ;)

tipsprocesocreativo

1. Llena una página con todas las ideas que se te ocurran:

Antes de sentarte delante de tu blog y abrir el editor de entradas sin tener absolutamente nada en la cabeza y pensando que algo saldrá (esto no quiere decir que a veces no se consiga, que a veces sí), párate a realizar este ejercicio: coge un cuaderno, ábrelo por una página aleatoria y relájate. Escribe todas las posibles ideas que se te ocurran para un futuro post, tengan o no mucho que ver con su temática. No existen reglas: simplemente haz un brainstorming que te ayude a completar la página entera. Esta primera toma de contacto, te ayudará a tener, por lo menos, una pequeña guía antes de ponerte a escribir. Y a lo mejor, incluso, surge alguna buena idea de todo el proceso.

2. Más vale calidad que cantidad:

A estas alturas todos sabemos que los posts más extensos no tienen por qué ser mejores que los posts más cortos y que un blog no es mejor cuantas más entradas publique a la semana o al mes. Recuerda priorizar siempre la calidad frente a la cantidad, también en las ideas de tu blog: más vale dos posts a la semana, coherentes, amenos, útiles y que aporten valor; a 5 posts por semana que no tengan ningún sentido, estén escritos en 2 minutos y no aporten absolutamente nada a quien los lee.

3. Si tienes una buena idea, apúntala y déjala reposar:

Puede parecer lógico que lo primero que hagamos cuando se nos ocurre una idea estupendísima para un post, es ir al blog y empezar a escribirla. Si hacemos esto pueden pasar dos cosas: o bien nos sale una entrada fetén a la primera, o bien nos damos cuenta de que la idea no tiene el potencial que sí que tenía en nuestra cabeza. El caso más común es el segundo, así que si alguna vez se te ocurre alguna idea muy, muy buena, ¡genial! Apúntala en un sitio visible para que no se te olvide, y deja pasar el tiempo hasta el día o los dos días siguientes antes de ponerte a desarrollarla en un borrador, a mano. Después de tener más o menos claro por dónde quieres tirar, escríbela en tu blog.

4. No te rindas a la primera:

A veces, una idea que parece estupenda en nuestra cabeza, se vuelve un churro cuando la escribimos y no entendemos por qué. Bien, mi experiencia me dice que generalmente, las primeras veces que plasmamos una idea sobre el papel, no solemos utilizar nuestra mejor versión para escribirla: nos puede el ansia por escribirlo todo y que no se nos olvide nada, no prestamos atención al estilo de escribir, ni a la puntuación ni siquiera a la estructura y tampoco a otros aspectos más técnicos como añadir enlaces a otras entradas, por ejemplo. Es por eso que este último tip es el más importante: no deseches una idea porque la primera vez que la ves plasmada en el editor de textos de tu blog, no te gusta en absoluto. Deja la entrada en borradores y toma un poco de distancia. A lo mejor, viéndolo todo desde cierta perspectiva, se te ocurre algún giro especial que darle, y la segunda vez que lo pruebes todo irá mucho mejor.

¿ESTE POST TE HA SABIDO A POCO? ¡ACCEDE A CONTENIDO EXLCUSIVO AQUÍ!

Un comentario sobre “Las mejores ideas se toman su tiempo

  1. Ana Nieto Morillo

    Reconozco que alguna vez me ha pasado, tener una buena idea para el blog, pero una vez redactado el artículo resulta que carece de esencia, que no aporta nada. En cualquier caso, vea al final la luz o no, es experiencia, aprendizaje y como bien dices, es probable que con otro enfoque logre brillar.

    Con las novelas me pasa algo parecido, a pesar de tener los esquemas preparados, cuanto más tiempo la deje en reposo el proceso de escribirla es mucho más fluido.

    ¡Feliz semana! :)

Deja un comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s