5 cosas que hacer cuando no estás donde quieres estar


Probablemente, hace unos años, cuando imaginabas tu vida de ahora, te llegaba a la mente una visión muy concreta del lugar en el que estarías (entendiendo por “lugar” no sólo un sitio físico, sino también un estado de ánimo, un momento profesional o incluso un momento personal). La visión de tu vida de ahora hace unos años, sin embargo, no se le parece en nada a la realidad. Los objetivos que te imaginabas cumplidos, están todavía en una lista de “PENDIENTES” y la idea que tenías de trabajo o carrera profesional, está todavía demasiado lejos. Bien, ¿qué haces entonces en el momento en el que te paras a pensar y descubres que no estás todavía en el sitio en el que te gustaría estar?

Pues empezar a trabajar por conseguirlo, así de simple.

La vida nunca resulta ser como la imaginamos o como la planeamos. Puede ser peor, es cierto, pero en ocasiones logra sorprendernos y superar nuestras expectativas para bien. Eres un actor de la vida pero, en la medida de lo posible (asumiendo que siempre habrá cosas que no podrás controlar) también puedes ser el director de la tuya. Y por tanto, lo que te falta para encontrarte en el lugar donde quieres estar, también depende, en gran parte, de ti.

estar-donde-quieres-estar

Hay gente que llega a sentir verdadera frustración por no haber alcanzado los objetivos que tanto le motivaron en el pasado. Esto es un error, porque lo primero que la vida te enseña es que no siempre uno puede conseguir todo lo que desea, y que por tanto, tan humano es sentirse satisfecho por haber llegado a un punto profesional o personal determinado, como estar en otro completamente distinto al que imaginó.

El caso es que si más de una vez te has preguntado por qué todavía estás aquí, haciendo lo que haces y no haciendo otra cosa, viviendo tu vida de una manera determinada, en lugar de vivirla de una forma radicalmente diferente, es que necesitas salir del punto en el que estás y empezar a marcar el camino hacia el lugar en el que realmente quieres estar. Porque, ¿hay una mejor sensación que sentir que no cambiarías absolutamente nada de lo que estás viviendo porque es exactamente lo que quieres vivir?

Por supuesto, no es algo sencillo. No es nada que se consiga de la noche a la mañana, pero me niego a pensar que vas a resignarte y a no aspirar a lo que realmente quieres para tu vida. Así que por eso hoy te traigo 5 cosas que puedes hacer si todavía no estás donde quieres estar. Que te sirvan ;)

1. Deja de focalizarte en el hecho de que todavía no estás donde quieres estar:

Parece una soberana contradicción el hecho de que, para empezar a trazar tu camino hacia ese punto de tu vida en el que te gustaría estar, lo primero que tengas que hacer es dejar de pensar en por qué todavía no has llegado a él. Pero es que hay algo mucho más fuerte y más cierto que nada de lo que yo pueda contarte aquí hoy: el presente es el que es, y focalizarte en por qué estás viviendo lo que vives ahora y no lo que te gustaría o te hubiera gustado en el pesado, no sirve de nada. Bueno sí, sirve para que constantemente te sientas enfadado con la vida o contigo por no haber conseguido los objetivos o los sueños que tenías.

2. Asume que la felicidad es elegir ser feliz:

Puede que cuando pensaras en tu vida te la imaginaras rodeada de éxito, felicidad, diversión y cosas buenas. Claro, porque generalmente en nuestra imaginación no contemplamos que vayan a pasarnos cosas malas, que surjan imprevistos o que tengamos que tomar decisiones radicalmente distintas a las que un día pensamos que íbamos a tomar. Pero realmente, incluso con todas esas cosas que no contemplamos en su día, podemos ser felices. y estar agradecidos por nuestro hoy. Porque todo lo que somos hoy, lo felices que somos, todo lo que hemos hecho hasta ahora, es lo que nos ha convertido en quiénes somos.

3. Define tu propósito:

Sabes que siempre insisto en la idea de que todos (incluso los que lo niegan) tenemos un propósito en la vida. Hemos nacido para crear, para trabajar, para hacer cosas diferentes, para lograr nuestros objetivos o para conseguir hacer realidad nuestros sueños. Todos tenemos un propósito y si tu vida, tal y como la imaginabas hace algún tiempo, tenía un propósito, una razón de ser, ¿por qué no lo tiene ahora? Plantéate qué quieres hacer en el  mundo, cómo podrías contribuir a mejorarlo, cómo podrías mejorar la vida de los demás y cómo  podrías mejorar la tuya propia. Y si todo esto se mezcla, además, con lo que te apasiona y lo que se te da bien, tendrás tu vocación: un buen punto para comenzar.

4. Asume nuevos retos:

Probablemente, no contemplaste la posibilidad de que, para conseguir la vida que deseabas, tenías que asumir nuevos retos, hacer cosas que nunca hiciste y ponerte a prueba. Pero la realidad es que para alcanzar cualquier cosa en la vida, necesitas salir de tu zona de confort, de ese lugar cómodo que te puede gustar más o menos, pero en el que nunca pasa nada ni tu estabilidad se ve puesta en riesgo. Asume que tendrás que traspasar esa frontera hacia lo nuevo y lo desconocido, pero no te centres en el miedo que te da, sino en todo lo que vas a aprender una vez des el paso.

5. Plantea nuevos objetivos:

Si sientes que no estás en el sitio que te gustaría estar, si crees que te mereces algo mejor, si sabes que tienes talento para conseguirlo y que tienes potencial para lograrlo, empieza a ser responsable con tu vida y márcate objetivos serios. Piensa “esto, esto y esto es lo que quiero conseguir”. Después, busca las herramientas para conseguirlo: nuevos estudios, una nueva faceta profesional, otra ciudad distinta, desarrollar una nueva habilidad, convertir un deseo en un hábito…

Y sobre todo, recuerda que cuando llegues al lugar en el que te gustaría estar, es sólo el principio. Los seres humanos estamos programados para evolucionar. Aprovéchalo porque también podemos quedarnos estancados si no luchamos, si no trabajamos, si no nos seguimos formando y si no crecemos un poco cada día.

¿Aceptas el reto?

¿ESTE POST TE HA SABIDO A POCO? ¡ACCEDE A CONTENIDO EXLCUSIVO AQUÍ!

2 comentarios sobre “5 cosas que hacer cuando no estás donde quieres estar

  1. Pingback: ¿Es demasiado tarde para reinventarte? | THE DAILY PROSUMER

  2. Pingback: 20 formas de sentirte más motivado hoy | THE DAILY PROSUMER

Deja un comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s