5 lecciones que aprender de #ElBecario


El Becario es una película que cuenta la historia de Ben Whittaker (Robert De Niro), un viudo de 70 años que descubre que la jubilación no es lo que esperaba y aprovecha la oportunidad de volver a trabajar, convirtiéndose en el nuevo becario de una empresa de moda online fundada y dirigida por Jules Ostin (Hathaway).

El Becario, además de ser una comedia tierna en la que adorarás a un dinosaurio convertido en pasante Robert De Niro y a una dulce (siempre dulce) Anne Hathaway, es una película con una relación muy estrecha con la actualidad, que se centra en la figura de los becarios y en su papel en las empresas. Sin duda, una oportunidad perfecta para aprender algo, ¿quieres saber qué? ¡Sigue leyendo!

pelicula-el-becario-robert-de-niro

1. No tener nada que hacer tampoco es tan genial:

No esperes a estar jubilado para darte cuenta de que la vida está para vivirla. Ben, el protagonista de la película, se ve a los 70 años, después de haber trabajado toda su vida, jubilado, metido en casa y viendo cómo pasan las horas en el reloj, deseando tener una rutina laboral que cumplir. Es cierto, no es lo que suele pasar, pero sí que es cierto que nos pasamos media vida deseando que llegue ese momento en el que no tengamos que madrugar por las mañanas, ir a trabajar, volver a casa tras una larga jornada. Y sin embargo, a veces no hacer nada no es tan genial como parecía. Así que recuerda: tu tiempo es limitado. Aprovéchalo al máximo, haciendo, sobre todo, cosas que te hagan sentirte productivo y satisfecho.

2. La experiencia es un grado:

Con el panorama laboral que hay en España, mucho se habla de que los puestos de los más veteranos de las empresas están siendo sustituidos por jóvenes sobradamente preparados que no tienen apenas experiencia, pero que salen mucho más rentables, porque a ellos hay que cobrarles menos. En El Becario está presente este conflicto generacional de dos perfiles profesionales distintos, pero necesarios en cualquier empresa de hoy, encarnados por los personajes de Ben y Jules.

3. “¿Dónde te ves dentro de 10 años?”

A esta pregunta, un clásico de cualquier entrevista de trabajo, tiene que enfrentarse Ben el día que va a hacer su entrevista a la empresa de moda online que dirige Jules. Y aunque él tiene 70 años y decidir dónde va a verse con 80 es una tarea más que complicada, tú que quizá eres un poco más joven, deberías planteártela también. Ya sabes que soy de las que defienden que todos debemos tener un propósito y un objetivo, que estamos hechos para movernos, para crear y para pensar fuera de nuestra zona de confort. Así que, dime, ¿dónde te ves dentro de 10 años?

4. Nunca es tarde para reinventarse:

Igual que Ben tiene que lidiar con las nuevas tecnologías, MacBooks, hipsters y redes sociales, hoy todos tenemos que estar muy al día para no quedarnos atrás. El mundo cambia a una velocidad estrepitosa, y debemos cambiar con él, sin embargo, nunca es tarde para intentarlo (si no que se lo digan a mi madre, con Whatsapp y cuenta de Twitter cuando hasta hace poquísimo tiempo creía que ese tren ya había pasado para ella ♥).

5. Por qué ser la mujer perfecta, cuando puedes ser sólo tú.

El personaje de Jules, CEO de la empresa, madre y esposa perfecta, refleja algunos de los problemas a los que toda directiva joven y sobradamente preparada, tiene que enfrentarse en su día a día. Cuando los principales accionistas de su empresa cuestinonan su capacidad de liderazgo, Jules se apoyará en Ben para intentar salir del bache profesional en el que se ve metida. Conciliación familiar, una lider impecable y sacar adelante una empresa, ¿posible o imposible?

Eso sí, al menos en la vida real, a veces, simplemente, no se puede. ¿Y sabéis qué? No pasa nada.

¿ESTE POST TE HA SABIDO A POCO? ¡ACCEDE A CONTENIDO EXLCUSIVO AQUÍ!

3 comentarios sobre “5 lecciones que aprender de #ElBecario

  1. Ana Nieto Morillo

    No he visto la película, pero suscribo los cinco puntos.
    Son muchos los que están obsesionados con ser el hombre o la mujer perfectos (cada uno entiende este adjetivo como quiere) y se olvidan de conocerse, de escucharse… ser ellos mismos.
    Creo que conocerse a uno mismo es la clave, la llave que nos ayudará a ir pasando de unas puertas a otras.

    ¡Abrazos!

  2. Pingback: ¿Es demasiado tarde para reinventarte? | THE DAILY PROSUMER

Deja un comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s