6 preguntas que hacerte si quieres triunfar con tu blog


Cuando se habla de éxito y blogs, no puede hablarse de una manera correcta o incorrecta de hacer las cosas. Si sólo hubiera una fórmula mágica para lograrlo, nadie la compartiría. En blogs como éste, o como cualquiera que intente ayudarte en tu periplo como blogger, no encontrarás verdades absolutas ni reglas, por lo que tampoco tienes por qué, si sigues los consejos que lees en ellos, obtener un buen resultado.

La clave está, en mi opinión, en conocer aquellas cosas que les han funcionado a los demás, y ser consciente de que, en el camino hacia el éxito de tu blog, vas a vivir en una constante prueba-error que probablemente, sea muy totalmente para ti que para otra persona.

preguntas-para-un-blog-exitoso

En definitiva, hay multitud de caminos que tomar, estrategias que probar, acciones que realizar y formas diferentes de hacer las cosas (partiendo de la base de que tampoco hay dos definiciones de “éxito” exactamente iguales). Sin embargo, todos los blogs exitosos tienen una cosa en común: una base sólida, un contenido de calidad y unos cimientos que se han construido a base de definir el qué, el para qué, el para quién y el por qué del blog; o lo que es lo mismo: la misión del blog, su propósito, sus objetivos… E incluso las expectativas que su autor pretende cumplir con él.

Por eso, si quieres un buen punto por el que comenzar este camino con tantas e infinitas posibilidades, aquí va: hazte preguntas. Aquí van 6 ejemplos que seguro te resultan útiles:

1. ¿Por qué un blog?

Has elegido tu blog como canal. Un blog tiene unas características muy concretas, pero sobre todo, se basa en el contenido escrito. Es cierto, luego le puedes incorporar otros contenidos multimedia de lo más divertidos y probablemente, te parezca que la vida de un escritor en los tiempos en los que el vídeo parece dominarlo todo, tenga los días contados, pero, no elijas por elegir: ¿por qué un blog y no un canal de YouTube? ¿Por qué un blog?

2. ¿Para qué?

Igual que se considera importante que nosotros, como personas, tengamos objetivos y finalidades en nuestra vida, tu blog también tiene que tener un objetivo, una misón. Probablemente, el motivo por el que empezaste vaya cambiando a lo largo del tiempo y tu idea de blog exitoso también. Lo que no debería cambiar, sin embargo, es ese fin último que querías conseguir. Así que, pregúntate: ¿para qué un blog?

Para…

  • ¿Compartir tu opinión sobre X tema con el resto del mundo?
  • ¿Dar rienda suelta a tu vena creativa?
  • ¿Posicionarte como experto en un área determinada?
  • ¿Encontrar trabajo?
  • ¿Poner en práctica y hacer tangible tu marca personal?

3. ¿Sobre qué vas a escribir?

Esta pregunta es, junto con la que viene a continuación, de las más difíciles de responder aunque, a priori, parezca de las más fáciles. Todos tenemos medio claro, en un momento inicial de nuestro blog, de qué queremos escribir, pero de repente, por circunstancias diferentes (el tema no nos gusta tanto en realidad, nos apetece escribir de otras cosas, hemos descubierto algo mucho más apasionante), ese “de qué va tu blog” no es algo tan sencillo de plantear.

Hay otras personas que optan porque “escribir de todo un poco” es una buena solución, aunque particularmente no estoy de acuerdo: no se puede escribir con el mismo rigor de 100 temas, que de 2; ni tampoco puedes ser experto en todos ellos.

¿Como solucionar esto, entonces? Sitúa tu blog en un nicho concreto.

4. ¿Para quién?

Y aquí va la otra pregunta del millón. Una pregunta que no todo el mundo se hace en un primer momento con su blog, pero que en realidad, debería estar contestada incluso antes de ponernos manos a la obra.

Definir el target de tu blog o a tu lector ideal, tiene muchas ventajas, entre otras, poder crear un contenido mucho más especializado y específico, de forma que conectemos de una forma mucho más eficiente con nuestra audiencia y, además, podamos fidelizarla.

5. ¿Qué esperas obtener?

Esta pregunta puede parecer similar a la anterior, pero no lo es. Es verdad: resulta lógico pensar que lo que queremos conseguir, cuando establecemos un para qué de nuestro blog, es aquello con lo que se responde a cualquiera de las preguntas que he formulado como ejemplos, peeero, si vamos más allá, estamos hablando en realidad de dos cosas diferentes: por un lado tenemos la misión de nuestro blog y, por otro, nuestras expectativas personales.

Esperas…

  • ¿Ganar dinero con tu blog?
  • ¿Crear una comunidad?
  • ¿Conseguir más seguidores en redes sociales?
  • ¿Poder vender tus propios productos en el futuro?

NOTA: Lo mejor para gestionar las expectativas es marcar largos, medios y cortos plazos. Un objetivo demasiado grande puede resultar frustrante cuando ves que los meses pasan y no lo consigues. Puedes evitarte el mal trago si divides ése GRAN objetivo en metas más pequeñas, alcanzables y satisfactorias que, poco a poco, te vayan acercando a él.

6. ¿Qué será de tu blog en los próximos meses? ¿Y en un año?

Para que tu blog consiga el éxito que quieres, necesitarás planificarte. Hay una cita muy potente que dice algo así como que si no planificas nada, estarás planificando el fracaso. Y es cierta. Un blog requiere de constancia y cierta disciplina para mantenerse a flote. Es un trabajo del día a día, no de darlo todo en los primeros meses y olvidarte después, así que planifícate. ¿Qué tienes pensado para los próximos meses de vida de tu blog? ¿Cómo te ves, como blogger, de aquí a un año? ¿Habrá mejorado tu blog? ¿Qué objetivo te gustaría conseguir? ¿Cuántas entradas? ¿Cuántas visitas?

Y así hasta el infinito…

Deja un comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s