Hacerte oír: 6 maneras de comunicar mejor


Los seres humanos, somos seres sociales. Constantemente, nos estamos relacionando con los demás. Nos comunicamos porque es así como somos, porque no sabríamos vivir aislados. La comunicación, sin embargo, tiene tantas facetas, tantas formas de llevarse a cabo (mal y bien) y tantas maneras únicas de desarrollarse, que es importante prestarle atención.

hacerte-oir-comunicar-mejor

Hacerte oír y saber escuchar, es fundamental para que, en cualquier ámbito de tu vida, la comunicación sea eficiente. Sin embargo, algunas veces el miedo a no encajar, a no merecer la atención de nuestro interlocutor o cualquier otro tipo de inseguridad, nos hace comunicarnos de forma deficiente o ineficaz.

Por todo esto, hoy te traigo 6 maneras de comunicar mejor para hacerte oír:

1. Si no tienes nada importante que decir, no lo digas:

A veces confundimos la importancia de aquello que queremos decir o simplemente, sabemos que lo que vamos a decir no tiene la más mínima relevancia, pero lo decimos igual, por quedar bien con nuestro interlocutor, porque parezca que sabemos o que conocemos algo o simplemente, por aportar a la conversación, aunque ese aporte no sea precisamente relevante. Lo mejor, sin embargo, es callarnos, a no ser que tengamos algo relevante que decir.

2. Expresa gratitud:

La gratitud no es simplemente dar las gracias, que también. Pero hacerle saber a nuestro interlocutor que nos sentimos bien con la conversación y que valoramos su opinión o lo que nos está contando, también es ser agradecido.

3. Humanidad:

Antes de dejar de prestar atención a alguien, ponte en su lugar. Piensa en si aquello que te está contando es importante para él y si lo es, esfuérzate por hacerle saber qué te parece aquello que te cuenta y, sobre todo, si te la pide, dale tu opinión de la forma más honesta posible.

4. Habla con confianza:

Hablando es una de las principales situaciones en las que se nota más nuestro grado de confianza o la ausencia de ella. Hablar con confianza significa creer en lo que decimos, valorar nuestros argumentos y defenderlos. Siempre correctamente y con educación, sin pisar al otro, pero haciendo ver que estamos plenamente convencidos de lo que decimos.

  • Hablar con confianza no implica elevar el tono de voz. Utilízalo firme, pero suave.
  • Defender tus argumentos no implica hacer ninguna valoración personal o juicio de cara a tu interlocutor.
  • No hace falta que gesticules demasiado. De hecho, gesticular más de la cuenta puede hacerte parecer nervioso o inseguro.

5. Asegúrate de escuchar:

Para saber comunicar bien, hace falta saber escuchar bien. Prestar atención no sólo a lo que nos dicen con palabras, sino a la actitud, los gestos o la forma de hablar o mirar de la persona que está al otro lado, nos da pistas de lo que quiere transmitirnos y nos ayuda a interpretar mejor aquello que nos quiere pedir.

6. Sé asertivo:

Asegúrate de defender tu punto de vista sin entrar en juicios, calificaciones o cuestiones que puedan ofender a tu interlocutor. Incluso en las discusiones o en las conversaciones sobre temas difíciles (afrontar el momento en el que debes comunicar a un jefe que dejas tu puesto de trabajo, por ejemplo), la asertividad debe formar parte siempre de tu manera de expresarte.

Deja un comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s