5 buenos hábitos al escribir


“Un primer borrador no tiene que estar perfecto. Tiene que estar escrito”

Aunque durante este año no haya escrito ni publicado nada en este blog, en realidad ha sido el año que más he escrito. Por mi trabajo, dedico la mayor parte del día a generar contenido y a escribir. Dedicar el 80% de tu tiempo a algo tan subjetivo, caprichoso y dependiente de la inspiración como la escritura, sin embargo, no siempre resulta fácil. Así que poco a poco, he ido desarrollando ciertos hábitos que he implementado a la hora de escribir y que pueden serte útiles a ti también.

Hoy te traigo 5 buenos hábitos para escribir, que son los que yo utilizo ahora. Si quieres leer más sobre escritura, aquí hay algunos posts que pueden resultarte interesantes:

1. No compruebes el móvil o el mail al escribir

Cuando te sientes a escribir, escribe. Elimina distracciones como el e-mail si estás en el trabajo o el móvil. Parece algo obvio, pero una notificación en medio de un párrafo clave o un e-mail con una nueva tarea que hacer, pueden arruinar por completo tu productividad. Una vez que acabes de escribir, consulta lo que te has perdido, establece listas de prioridades y pasa a la siguiente tarea.

2. Toma descansos

Es probable que te quedes sin ideas o que las tengas, pero que no te sientas ni con ganas ni con ánimos para desarrollarlas. Probablemente estás cansado porque ya has pasado mucho rato concentrado o porque eres incapaz de encontrar las palabras adecuadas. Te sugiero que tomes descansos y los aproveches para hacer esquemas en un papel, tomarte un café o despejar la mente por unos minutos.

3. No edites mientras escribes

Hace tiempo en este blog te hablé de la figura del editor interior. Hacerle poco o ningún caso es algo que practico desde hace años. Es por eso que siempre acostumbro a escribir todo el texto de un tirón y a editarlo y pulirlo una vez está terminado. Te sorprendería al cantidad de tiempo que puedes ahorrar con este sistema, sobre todo si eres de esos que escribe cinco líneas y borra cuatro antes de empezar con la sexta.

4. No esperes que esté perfecto

Por pura definición, algo nunca podrá estar suficientemente perfecto. Esto no quiere decir, sin embargo, que no sea bueno o que no sea interesante. Los textos que escribas pueden no ser todo lo perfectos que imaginabas, pero están ahí, son reales, están terminados, y eso ya es mucho más de lo que mucha gente consigue.

5. Escribe con música

Es cierto que hay muchas personas que necesitan silencio absoluto para escribir. Yo era de esas personas. Necesitaba que todo estuviera tranquilo y silencioso para evitar dstracciones. Después descubrí que una buena manera de evitar las distracciones era ponerme cascos y escuchar música (a ser posible, instrumental). Poco a poco he ido incorporando este hábito y ahora escribo mejor con música que sin ella. Si no lo has probado, adelante. Te lo recomiendo sobre todo si te cuesta concentrarte.

Deja un comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s